El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria solicitará en la próxima Junta de Distrito Vegueta-Cono Sur-Tafira, que se celebrará este viernes 16 de marzo, que el Tripartito (PSOE-Podemos-Nueva Canarias) adopte las medidas necesarias para garantizar la seguridad en el CEIP León, y que de esta manera el Gobierno de Canarias admita matriculaciones de cara al curso académico 2018-2019.

El portavoz popular en la Junta de Distrito, Gustavo Sánchez, explica que es necesario que el Tripartito exija a la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias que haga público el informe técnico de los desperfectos del CEIP León -que de manera urgente precipitó el cierre del mismo- trasladando a los niños de 3 a 11 años al CEIP Pintor Manolo Millares.

Sánchez lamenta la “inexistente defensa” que el Tripartito ha realizado del colegio frente al Gobierno de Canarias para evitar que esta situación se produjera. “Primero por un deficiente mantenimiento del colegio y ahora porque no obtiene del Gobierno canario el compromiso de que el centro será reabierto”, continúa.

Las conclusiones del informe técnico que clarifique cómo está la estructura del colegio y la posible solución deben ser comunicadas a la mayor brevedad a las madres y padres de alumnos, además de a los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento”, indica Sánchez, que añade que es necesario conocer las acciones a realizar para proceder a su reparación en el menor plazo de tiempo posible.

El Grupo Popular, en Comisión de Pleno, pidió la semana pasada el informe sobre el estado del centro, como titular y dueño de ese inmueble, sin que todavía el Tripartito haya dado contestación a la petición. “No es normal que haya pasado más de un mes desde el cierre y aún no aparezca el informe que justifica una decisión que ha trastocado el día a día de decenas de familias”, lamenta.

La desconfianza que la Consejería de Educación y la Concejalía de Educación han generado en los afectados ha propiciado que hayan pedido la intervención de los grupos de la oposición en el Ayuntamiento y la del Diputado del Común y que hayan emprendido una recogida de firmas para pedir que no se cierre el colegio de forma. “Es evidente que las madres y padres de los alumnos temen que se proceda al cierre definitivo por la vía de los hechos consumados sin posibilidad de ejercitar sus derechos”, concluye Sánchez.

0 Comments

Leave a Comment