El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, ha lamentado hoy martes 24 de abril que el gobierno municipal Tripartito del PSOE- Podemos y Nueva Canarias mire para otro lado mientras la inseguridad toma las calles del barrio de Arenales por la presencia de okupas que cada día protagonizan diferentes episodios vandálicos y en el caso de la zona Puerto en la calle Ripoche en donde la venta de estupefacientes y los altercados a plena luz del día entre personas, copan el día a día y el devenir de esa importante calle, cercana al transitado y turístico Parque Santa Catalina.

El concejal popular, Ignacio Guerra ha advertido que la denuncia elevada hoy en los medios de comunicación por las madres y padres de los alumnos del Colegio Aguadulce en el barrio de Arenales es un clamor que se lleva viviendo en el barrio desde hace meses. Los afectados que han puesto en conocimiento del Tripartito esta situación siguen sin ver respuesta alguna a sus temores y a las desgarradores situaciones que se viven cada día en el barrio protagonizadas por okupas que incluso llegan a llevar armas blancas encima. Es inadmisible que Hidalgo y sus socios de Podemos y Nueva Canarias continúen ignorando esta situación y dando por respuesta que van a reforzar la seguridad en el barrio con más GOIA en días alternos, cuando la realidad es que el miedo y el peligro se vive cada día en esa zona. Esa no es una respuesta a la altura de las circunstancias, es más bien una respuesta de quien quiere ignorar lo que está ocurriendo.

En cuanto a las denuncias vecinales del entorno de la calle Ripoche, Guerra ha señalado que es más de lo mismo. Los vecinos hablan con el concejal del Distrito, Sergio Millares, al que le han preparado una respuesta generalizada de que se va a incrementar la presencia policial y la realidad es que esa presencia policial nunca llega.

La apatía municipal se está cebando con los residentes de ambas zonas, que sufren la pasividad de un gobierno Tripartito que no está a la altura y que se burla de las reclamaciones vecinales sobre la inseguridad con declaraciones sin fundamentos y que no se ajustan a la realidad. Hace tiempo que debían haber tomado cartas en el asunto y no lo han hecho.

Desde el PP se propone la creación de una mesa técnica participada por el Alcalde, los concejales de los distritos afectados, los responsables políticos en materia de seguridad, del cuerpo de la policía local y los propios afectados para abordar y encontrar una solución a estas desesperantes situaciones.

0 Comments

Leave a Comment