La viceportavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Carmen Guerra, ha calificado hoy de “impresentable” y como una “tomadura de pelo” la gestión que el tripartito (PSOE, Podemos, Nueva Canarias) realiza en relación a la construcción de un albergue de emergencias en El Polvorín.

La viceportavoz popular explica que el último compromiso con los vecinos era emplazarlos a una nueva reunión en septiembre para permitirles participar en el diseño del centro. “Sin embargo”, explica Guerra, “los vecinos se encuentran ahora con el proyecto ya licitado y con que lo único que se les ofrece son las migajas de una sola aula”, a pesar de que el centro tiene 4.500 metros cuadrados.

Los populares explican que ahora, “más de un año después de haber tomado la decisión de qué hacer con el centro sin contar con los vecinos”, PSOE, Podemos y NC se reúnen ahora con los vecinos. “Les van a quitar el antiguo colegio del barrio para hacer un albergue de emergencias innecesario, y ante la avalancha de protestas y tras haber maltratado a El Polvorín, el tripartito les ofrece ahora un único aula de todo el colegio para uso vecinal”.

El grupo de gobierno se va a gastar dos millones de euros en un proyecto “que El Polvorín ni necesita, ni quiere”, recuerda la viceportavoz popular. Una cantidad que debería dirigirse a “formación, integración, lucha contra la drogodependencia, prevención con menores o actividades socioculturales con mayores del barrio”.

Eso es lo que los vecinos de El Polvorín, San Antonio y los cercanos barrios de Divina Pastora, Schamann o Rehoyas están esperando”, enfatiza Guerra, que recuerda que el antiguo colegio Ramón y Cajal de El Polvorín es la “gran oportunidad de equipamiento para ello”.

Se trataría del gran centro social de referencia de Ciudad Alta”, continúa Guerra, que lamenta que poner un parche en forma de ofrecer un único aula a los vecinos, después de haberles dado la espalda en todo el proceso de definición del proyecto, es “impresentable”. “Por si fuera poco”, enfatiza, el gobierno tripartito exige a los vecinos que sean ellos los que preparen un proyecto de formación para el barrio para poder usar ese único aula, “el mundo al revés”, asegura la edil popular.

En este sentido, los populares recuerda que quien tiene la obligación de trabajar los problemas sociales de los barrios y de atender las necesidades de los vecinos es el Ayuntamiento. “¿Qué es eso de que Hidalgo-Doreste-Quevedo exijan a los vecinos que hagan ellos un proyecto para permitirles usar un aula? Si conocieran un poco, solo un poco, El Polvorín, o hablaran con la gente antes de decidir, habrían entendido que todo el colegio era la oportunidad de dotar de equipamientos sociales y actividades necesarias para el barrio y su entorno”, concluye.

Compromisos claros

El Partido Popular explica que la forma de “intentar arreglar la metedura de pata” por parte del tripartito “es del todo insuficiente”. A juicio de los populares, con un aula para contenidos sociales en el barrio “no es suficiente”.

Por ello, la propuesta “para corregir todo esto es clara” y pasa por la construcción de unas nuevas y modernas instalaciones para Protección Civil en un nuevo punto de la Ciudad bien conectado, y al mismo tiempo, “destinar la totalidad del colegio de El Polvorín a equipamientos sociales y deportivos tanto para el barrio como par su entorno”.

 

 

 

 

 

 

0 Comments

Leave a Comment