El portavoz del Partido Popular (PP) en Las Palmas de Gran Canaria, Ángel Sabroso, ha exigido este miércoles, 10 de octubre, que el tripartito (PSOE, Podemos y Nueva Canarias) que el Tripartito explique con claridad qué pretende con la nueva normativa sobre prostitución que ha sido aprobada por PSOE-Podemos-NC, al tiempo que ha lamentado no haya contado con los colectivos implicados, como la Mesa de Prostitución y Convivencia, para preparar la nueva normativa relativa a los prostíbulos de la capital.

Sabroso se muestra “extrañado”, tras la aprobación ayer en Comisión de Pleno de esta modificación, porque a pesar de que el Ayuntamiento está integrado en la citada mesa, que trabaja desde hace dos años, “en ningún momento se han dirigido a la misma para hacerles partícipes de una medida de este calado en relación a las actividades de naturaleza sexual”.

Las actividades de naturaleza sexual fueron incluidas como posible actividad a regular en el año 2013. A partir de ahí, recuerda Sabroso, “el Ayuntamiento decide cómo, con qué condiciones y limitaciones se pueden desarrollar”.

El Tripartito del PSOE-Podemos-NC ha decidido regularlas mediante el Plan General incluyendo tres condicionantes “que surgen por iniciativa del propio grupo de gobierno”, aclara el líder de los populares. Estas limitaciones son que estos establecimientos no podrán estar a una distancia inferior a 300 metros de centros escolares; que no podrán estar a una distancia inferior a 150 metros entre otro establecimiento de actividad de naturaleza sexual y que sea una actividad sujeta a autorización previa elaboración de estudio de incidencia ambiental.

Estas tres condiciones son potestativas”, afirma, y por tanto de elección exclusiva del gobierno tripartito. “Podría haberlas puesto o no, o haber puesto otras. El Grupo Popular ha pedido al tripartito que explique las intenciones y plan de trabajo que tiene previsto con estos condicionantes, pues si los han aprobado, será porque responden a una intencionalidad”, ratifica. Una vez esta norma entre en vigor, todos los establecimientos de naturaleza sexual tendrán obligación de solicitar licencia de actividad y deberán cumplir esas limitaciones que el Tripartito ha decidido poner.

Este es un tema importante y de especial sensibilidad, por lo que nos sorprende enormemente encontrarnos con una norma por primera vez en la ciudad a este respecto que no ha sido trabajada ni tan siquiera informada a nadie. Creemos que en estos asuntos el consenso, o al menos su intento, es un buen consejero. Pero el Tripartito ha optado por no contar con nadie”, concluye.

0 Comments

Leave a Comment