Las Palmas de Gran Canaria, jueves 24 de enero de 2019.– El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha asegurado que las declaraciones del Alcalde Augusto Hidalgo sobre el alquiler vacacional, ayer en la Feria Internacional de Turismo (FITUR), en las que alababa su existencia, evidencian el “caos interno” y la “división total” del trío Hidalgo, Doreste y Quevedo (PSOE, Podemos y Nueva Canarias), ya que al mismo tiempo “las dos patas restantes del pacto hablan de esta modalidad de alquiler refiriéndose a la misma como lacra”.

La concejal popular Rosa Viera recuerda que estas declaraciones del Alcalde “chocan de frente con la nueva normativa que su propio grupo de gobierno, con él a la cabeza, aprobó en el pleno del pasado mes de octubre, y que establece una restricciones tales que de facto prohíben esta forma de rentar una propiedad en nuestra ciudad”.

 “Escuchar a Hidalgo decir que gracias a la vivienda vacacional hemos conseguido atender la demanda creciente de turistas en la capital, y que sin ella no hubiesen podido venir a nuestra ciudad, es sencillamente alucinante”, asevera Viera, quien recuerda las numerosas y recientes denuncias públicas de asociaciones de propietarios de vivienda de alquiler vacacional.

“A nuestro Alcalde no se le cae la cara de vergüenza a pesar de decir una cosa y estar haciendo justo la contraria”, asevera la edil popular, quien añade que mientras el regidor capitalino alababa ayer el alquiler vacacional, sus compañeros de gobierno, Doreste y Quevedo, la critican cada vez que tienen oportunidad hasta el punto de proponer eliminarla.

Los populares explican que “no se puede gestionar una ciudad de esta manera”, ya que cada uno de los tres miembros del gobierno tripartito “funciona como un compartimento estanco, evitando que ningún socio se entrometa en la gestión de las áreas de los otros, a pesar de que la coordinación es esencial para que una ciudad funcione en el día a día”.

Rosa Viera recuerda asimismo que el Partido Popular ha presentado alegaciones a la modificación de las normas urbanísticas del Plan General, que prohíben el alquiler vacacional en nuestra ciudad, “a pesar de ser una modalidad de alquiler que fomenta la rehabilitación de la planta alojativa en zonas deterioradas como la segunda línea de Las Canteras, que es un sustento económico esencial para muchas familias, y que ha permitido acoger a turistas en los momentos de más demanda de camas por parte de quienes visitan nuestra capital”, concluye.

 

0 Comments

Leave a Comment