El Grupo Municipal Popular, por medio de su portavoz Ángel Sabroso, ha afirmado este lunes, 28 de enero, que la suspensión judicial del incremento de tarifas del taxi es “la última cachetada sin manos” que reciben PSOE, Podemos y Nueva Canarias “tras llevar 4 años de machaque constante al sector” en nuestra capital.

El edil popular añade que la suspensión por parte de los juzgados hasta en tres ocasiones de la intención de imponer turnos de trabajo a los taxistas, “con la que el Tripartito estuvo haciendo el ridículo dos años”, asevera Sabroso, “pasando por los pronunciamientos judiciales por el oscurantismo con la Metroguagua”, que ha dejado de lado por completo al taxi. O el “nuevo ridículo” a cuenta de las tarifas han marcado “cuatro años caóticos” en gestión de movilidad.

El auto de suspensión de las nuevas tarifas “parece un calco de los argumentos usados por el Partido Popular en el Pleno Municipal en el que Hidalgo aprobó el incremento tarifario”, señalan los populares. En este sentido, el líder popular explica que “ya advertimos en ese momento que el expediente no había por donde cogerlo, que no se justificaba una nueva subida de tarifa del taxi en sólo dos años, que la subida era desmedida y que no correspondida con el IPC”.

Asimismo, continúa, ese incremento que ahora han tumbad los tribunales “no contaba con respaldo del sector y se pretendía la unificación tarifaria a costa del esfuerzo de los taxistas”. La Sala reproduce casi los mismos argumentos, “porque cualquier persona con sentido común entendía que lo que Hidalgo-Doreste-Quevedo estaban haciendo era una chapuza”.

Este es el segundo varapalo consecutivo que recibe esta subida de tarifas. Primero fue la negativa de la comisión de precios a reducir el mínimo de percepción de un kilometro a 500 metros, porque de facto suponía duplicar el precio de la bajada de bandera, “algo que el Tripartito pretendió esconder hasta el final”.

“Ahora ha sido la anulación completa de la subida por parte de la justicia; es imposible hacer un ridículo mayor”, afirma Sabroso. Al final, han tenido que ser los propios taxistas, organizaciones que llevan siendo maltratadas e insultadas por el Tripartito estos cuatro años de mandato, los que, como recoge el auto judicial, “han tenido que velar por el interés general de la ciudad. Mayor reprimenda ética y política no puede recibir un responsable público”.

Del mismo modo, las expectativas generadas en los barrios donde se aplicaba la tarifa interurbana “se ven ahora frustradas por la chapucera forma de hacer las cosas del trío de gobierno”. Tras tanto anuncio publicitario, única faceta en la que el Tripartito se esmera, esos barrios no van a ver reducido el coste del servicio del taxi.

“Tal y como dijimos desde el principio, la iniciativa de equiparar las tarifas en toda la ciudad debe ser a costa de la administración, con la creación de bonificaciones de uso en esos barrios, al igual que hizo el Partido Popular con el transporte público colectivo, no a costa de incrementos tarifarios y del esfuerzo económico de los propios taxistas”.

En resumen, finaliza Sabroso, “concluye un mandato municipal tripartito negro en políticas de movilidad, con la ciudad atascada como nunca y todos sus responsables escondidos o filosofando con chorradas como que los atascos se deben a que hay mejoría económica; habiendo convertido la Metroguagua en uno de los mayores problemas que tiene ahora mismo la capital; improvisando en cada aspecto que engloba la política de movilidad y, sobre todo, machacando al sector del taxi como nunca antes había pasado en la historia de la ciudad”.

0 Comments

Leave a Comment