Las Palmas de Gran Canaria, viernes 1 de febrero de 2019.– El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha exigido al grupo de gobierno (PSOE, Podemos y Nueva Canarias) “atención, dedicación y sensibilidad” con los vecinos y comerciantes de San Bernardo – Triana, que sufren las consecuencias de obras mal planificadas, suciedad, inseguridad, falta de aparcamiento y en definitiva el “olvido y la dejadez” del tripartito.

El portavoz popular, Ángel Sabroso, recuerda que en marzo de 2016 el Alcalde Augusto Hidalgo “puso una valla y cerró el aparcamiento de San Bernardo”. Tres años después, aún sigue en obras, la zona languidece y la atención de los servicios públicos básicos “brilla por su ausencia”, destaca Sabroso.

“Es muy difícil hacer las cosas peor”, continúa, ya que además de una programación “caótica y un retraso enorme en una obra que está hundiendo al comercio local”, que encima se está pagando con dinero público, “hay que añadir que de los 2,4 millones de euros de coste previstos en un principio, finalmente se ha disparado a más de 5 millones, lo que hace aún más evidente lo mal que se ha hecho todo esto”.

Cuando las cosas se hacen así, los responsables públicos del tripartito “deben asumirlo y actuar, en este caso concreto, estando cerca de los cientos de comercios y vecinos afectados y cuidando todos los aspectos que una obra tan molesta y tan mal gestionada conlleva”.

Sin embargo, critican el Partido Popular, “nada ha sido así, ni cercanía, ni dedicación, ni atención en los servicios públicos básicos. Suciedad, oscuridad, falta de espacios para aparcar, para hacer sus tareas de logística y carga-descarga, falta de seguridad, mala señalización, robos, mendicidad; ésta es la realidad de la calle San Bernardo y su entorno”, asevera.

La “situación límite” en la que la falta de gestión del Tripartito está situando a muchos comercios y las molestias generadas a muchos vecinos, debe ser corregida, pero también compensada, a juicio de los populares.

 “Cuando son tan evidentes los errores de gestión, alguna responsabilidad se debe asumir y mecanismos de compensación se deben articular. Por eso solicitamos que se abra una línea específica de subvenciones para las empresas situadas en la zona afectada, por un lado, así como subvenciones por una parte del valor del IBI para los inmuebles residenciales de la zona afectada”.

Para finalizar, Sabroso indica que la corrección inmediata del estado de dejadez en el que se encuentre la zona y las compensaciones específicas por ello “deben constituir el camino” en el punto en que nos encontramos.

0 Comments

Leave a Comment