Las Palmas de Gran Canaria, martes 19 de febrero de 2019.– El portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Ángel Sabroso, ha pedido al Tripartito capitalino (PSOE, Podemos y Nueva Canarias) las encuestas realizadas a los vecinos en Rehoyas-Arapiles afectados por el proceso de reposición del barrio.

El edil popular se pregunta cómo es posible que en todo el expediente del Plan Parcial, aprobado inicialmente hace unas semanas y en fase de exposición al público, “no estén las encuestas realizadas, ni tan siquiera una memoria específica y profunda del trabajo sociológico supuestamente realizado”.

Cuando el gran problema de todo este proceso ha sido el enfrentamiento vecinal que el Tripartito está generando y la inclusión contra el deseo mayoritario de los propietarios, de unas viviendas de titularidad privada en una reposición obligada, conocer con exactitud fechas, distintos momentos, metodología y resultados de las encuestas realizadas es del todo fundamental”, asevera el portavoz.

La gestión del Gobierno Local con la reposición de Las Rehoyas-Arapiles está abocada a la “judicialización y el fracaso”, recuerda Sabroso, precisamente por no haber puesto el acento “en los anhelos y deseos vecinales”. Tras cuatro años haciendo este Plan Parcial, “el trío Hidalgo-Doreste-Quevedo debían saber hasta el color de los ojos de cada persona que habita en el barrio, pero han preferido jugar a la confusión y el enfrentamiento entre vecinos”, indica.

El diseño del nuevo barrio de Las Rehoyas hecho por el Tripartito no sólo se carga una parte importante del parque de Las Rehoyas, genera un muro visual en su entrada principal con un edificio de 7 plantas y 150 viviendas y hace que se pierda uno de los dos campos de fútbol existentes, sino que además prevé la construcción de los edificios de mayor altura de todo el plan (10, 9, 8 y 7 plantas) justo en las parcelas que albergan los edificios de viviendas privadas, que nunca formaron parte del extinto patronato público de vivienda, que en mejor estado se conservan y cuyos propietarios legítimos no quieren abandonar sus casas para que sus bloques sean derribados y reconstruidos con más alturas y otros pisos que no son los suyos.

“El suelo al que mayor carga de viviendas le ha dado el Tripartito es justo el que sus propietarios no quieren dedicar al plan de reposición. Es imposible hacerlo peor”, sentencia.

“Otras cuestiones del plan parcial, como la superficie de dotaciones educativas que prevé o la absoluta ausencia de equipamientos deportivos dentro del futuro barrio

0 Comments

Leave a Comment