Las Palmas de Gran Canaria, lunes 11 de marzo de 2019.- El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Ángel Sabroso, ha pedido al tripartito (PSOE, Podemos y Nueva Canarias) hoy, lunes 11 de marzo, que “no mire para otro lado” con los problemas que experimentan tanto los usuarios como trabajadores de las piscinas de Las Rehoyas y La Isleta.

Estos problemas en las dos instalaciones municipales se derivan de los paros parciales convocados durante el día de hoy por sus trabajadores, que están sufriendo retrasos en sus nóminas desde hace varios meses, lo que ha propiciado el cierre de las instalaciones.

El portavoz popular explica que los problemas en la gestión de las dos instalaciones son conocidos por los concejales de PSOE-Podemos-NC “desde hace meses” y sin embargo “no se ha articulado ninguna medida de solución por su parte”.

No sólo estamos hablando de carencias físicas en las dos piscinas, defectos en el mantenimiento o la temperatura del agua, cuestiones conocidas por el Gobierno Local y con las que el Ayuntamiento no ha hecho nada, sino que las dificultades de gestión se han trasladado directamente a los trabajadores, con retrasos en el cobro de sus salarios, y ahora también a los usuarios, que sufren hoy la paralización de la actividad de las dos piscinas municipales”.

La piscina de Las Rehoyas siempre fue motivo de orgullo de la ciudad y ha tenido que llegar el Tripartito al Gobierno Local “para que la satisfacción generalizada con esta instalación se empiece a perder”, lamentan los populares .

“Cerrar por problemas de gestión es un hecho inédito en la historia de esta instalación deportiva municipal creada por el Partido Popular. Ya no sólo el Tripartito se empeña en recortar el parque de Las Rehoyas y destrozar uno de sus campos de fútbol, modificación del planeamiento que el Tripartito ha aprobado en solitario en el Pleno Municipal, sino que además consigue cargarse la calidad de la piscina que presta servicio a más de 4.000 usuarios, enfatiza Sabroso.

Los populares recuerdan que una “situación muy parecida es la que se vive en la piscina León y Castillo en el barrio de La Isleta”, otra instalación creada durante gobiernos populares, y que hoy se ve inmersa en problemas de gestión sin que el Ayuntamiento “se haya anticipado ni solventado nada”.

“Si la concesionaria de esas instalaciones tiene problemas, conocidos de sobra por los concejales del Tripartito, que afectan a la prestación del servicio y a los trabajadores de las mismas, lo que debe hacer el trío PSOE-podemos-NC es anticiparse, sentarse con la empresa y articular soluciones que eviten que se llegue a la situación de hoy, con las dos piscinas e instalaciones anexas paradas y sin actividad”, afirma el edil popular.

A pesar de contar con más recursos que nunca en la historia del Ayuntamiento, gestionando un presupuesto anual superior a los 400 millones de euros anuales, el Tripartito ha sido incapaz de generar ni una sola instalación deportiva nueva en la ciudad durante sus cuatro años. “Ni piscina nueva, ni campo de fútbol nuevo, ni pabellón nuevo; nada, a diferencia de los mandatos populares en los que la generación de instalaciones deportivas siempre ha sido marca de la casa”, concluye Sabroso.

0 Comments

Leave a Comment