Las Palmas de Gran Canaria, martes 9 de julio de 2019.- La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Pepa Luzardo, ha instado al Alcalde capitalino, Augusto Hidalgo (PSOE, Podemos y Nueva Canarias) a que contacte “de manera urgente” con las familias de los 395 niños y niñas que en 2018 asistieron a los comedores escolares de verano.

Este recurso se puso en marcha para garantizar que los hijos de las familias más vulnerables tuvieran garantizada al menos una comida completa también durante los meses de verano, “pero sin embargo vemos cómo un cambio en la fórmula de organización, que venía liderando el Gobierno de Canarias, ha dejado tiradas a las familias en los municipios que no se han podido adaptar al nuevo modelo”.

La edil popular considera “más que mejorable” la manera en que el Ejecutivo regional comunicó a los Ayuntamientos esta nueva forma de organización, “pero si impresentable ha sido este proceder, menos aún lo ha sido el del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, que no ha tenido interés alguno en dar una solución a los niños afectados, que están por encima de las guerras entre administraciones”.

A juicio de Luzardo, “un ejemplo de cómo hacer las cosas lo tenemos en Santa Cruz de Tenerife”, una capital de dimensiones parecidas a la capital grancanaria, “donde su alcaldesa, que casualmente es del mismo partido que Augusto Hidalgo (PSOE), declaró la situación de emergencia y garantizó que en una semana se habilitaría una solución”.

“¿Qué se ha hecho mientras tanto en Las Palmas de Gran Canaria?”, se pregunta la portavoz popular. “Seguir enrocados echando la culpa al Gobierno de Canarias, que por supuesto que tiene una gran parte de la responsabilidad, y olvidar que más allá de las guerras políticas hay casi 400 niños que hace siete días que deberían haber comenzado a asistir a los comedores escolares infantiles”, aseveró.

Alternativas reales para los menores

Luzardo explicó que de ser Alcaldesa lo primero que hubiera hecho sería abrir un plazo urgente para que todos los padres que necesitan este servicio para sus hijos puedan comunicarlo al personal municipal, “y contrastar la situación actual por la que atraviesan”.

“Creo que además es fundamental verificar todas las ayudas de emergencia que se han concedido en el primer semestre de este año y comprobar asimismo si en esas unidades familiares hay menores a cargo”, ya que serían niños y niñas que tendrían altas probabilidad de requerir este recurso de verano.

Pepa Luzardo afirma que “hay fórmulas para que esos niños sean atendidos si existiera un mínimo de interés del alcalde, porque en la ciudad se están celebrando medio centenar de campus de verano con comida que los pueden acoger becados por el Ayuntamiento”.

Y es que una vez confeccionado ese listado de menores que se ha verificado que necesitan este servicio, el Ayuntamiento podría incluirlos en los campamentos de verano que se están desarrollando en la Ciudad, que hay unas 5 decenas de ellos, pagando la cuota de los mismos el consistorio, donde podrían realizar las actividades y comer con el resto de menores que asistan”, añadió.

“De esta manera nunca se podría saber ni diferenciar a los niños en función de sus recursos económicos ni estigmatizarlos socialmente”, destacó, y además se evita tener que estar con una contratación pública de catering “que prolongaría aún más estos plazos”. Una vez resuelto esto, lo fundamental, “y cuando se tenga a los menores atendidos y se conozca el coste total de la medida, comenzaríamos con reclamación al Gobierno de Canarias”.

Por todo ello, concluyó Luzardo, “en el próximo Pleno ordinario de este mes de julio solicitaremos una comparecencia directamente al Alcalde para que nos explique qué ha hecho su equipo para paliar esta situación, mientras siguen pasando los días y los comedores no se ponen en marcha”, concluyó.

0 Comments

Leave a Comment