Las Palmas de Gran Canaria, viernes 13 de agosto de 2019.– El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria denuncia la “farsa” que representan los presupuestos participativos impulsados por el Alcalde Augusto Hidalgo (PSOE), ya que un año y medio después de su aprobación, “tan solo se han ejecutado 15 proyectos de los 48 escogidos por la ciudadanía en febrero de 2018”.

 Esta información, reconocida por el propio grupo de gobierno en una respuesta escrita (se adjunta), viene a confirmar que los presupuestos participativos no son más que una mera herramienta propagandística de PSOE-Podemos-NC, que se une a los clichés de gobierno social que la realidad desmiente día sí y día también”, explica la portavoz popular Pepa Luzardo.

 “De mantenernos a este ritmo de trabajo, las propuestas de 2018 terminarían de materializarse en 2023 y esto no puede calificarse de otra manera que de tomadura de pelo” lamenta la edil popular, que recuerda que entre las propuestas de proyectos de la ciudadanía pendientes de ejecutar se encuentra el vallado del Parque de Las Edades (Jinámar); la mejora de la iluminación en calles de Guanarteme y La Isleta; nuevo alumbrado en Cinco Continentes; un parque infantil en Ciudad del Campo o el arreglo del alcantarillado de El Polvorín, por citar algunos ejemplos.

Siempre hemos defendido que “hacer partícipes de obras y actuaciones a los vecinos es muy importante, pero más importante es no frustrar sus expectativas”. Sin embargo, “solo se han ejecutado actuaciones por valor de 272 mil euros de un presupuesto total de de 1,5 millones, es decir, solo un 18,13%”.

 “Como ya advertimos en febrero, estamos hablando de actuaciones pedidas por los vecinos reiteradamente, relacionadas con servicios públicos básicos y no atendidas por Augusto Hidalgo”. Los hechos obligan a concluir que “lo que aprueba la ciudadanía con toda la ilusión es papel mojado para Hidalgo, Doreste y Quevedo”.

 “En los Presupuestos Participativos de 2019 repiten la fórmula del fracaso”, aprobando en julio las modificaciones presupuestarias necesarias para poder acometer las actuaciones aprobadas, aunque esta vez desvirtuando el proceso porque no fueron votadas por los ciudadanos. En el segundo Presupuesto Participativo, el retraso será aún mayor porque también el número de propuestas y el presupuesto de las actuaciones para 2019 ha pasado de 1,5 a 2,5 millones.

 “El incremento para 2019 será proporcional al incremento de la frustración y enfado de los vecinos de esta capital. El método ineficaz y la incapacidad de ejecución presupuestaria del tripartito echan a perder una buena idea” concluye Luzardo.

0 Comments

Leave a Comment