Las Palmas de Gran Canaria, viernes 20 de diciembre de 2019.-La concejal del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, María Amador, ha afirmado, con motivo de la apertura hoy del parking de San Bernardo, que su cierre durante tres años y medio ha sido un “suplicio”para vecinos y comerciantes, por lo que solicita medidas que compensen las pérdidas, en el caso de los empresarios, y las molestias, en el de los vecinos.

Amador recuerda que tras el cierre “deprisa y corriendo”del parking el 3 de abril de 2016, el Ayuntamiento decidió asumir directamente la reconstrucción y posterior explotación del aparcamiento público, “a pesar de que sabía desde noviembre de 2015, ya bajo el mandato de Augusto Hidalgo, que la concesión estaba a punto de terminar”.

“Desde el primer minuto le dijimos al Alcalde y a sus socios que realizara una concesión pública de obra y explotación, para evitar así el cierre del aparcamiento, y que no se dejara sin 400 plazas a una de las zonas comerciales abiertas más importante de Canarias, lo que desgraciadamente terminó por ocurrir”,lamenta la edil del PP.

A juicio de los populares, esta era una obra “que debía haber estado hecha en un plazo de entre 12 y 15 meses”, y que además era compatible con que no fuera cerrada la totalidad de la instalación.  A partir de ahí los vecinos y comerciantes han vivido una “odisea”, narra Amador, quien recuerda que en cuanto el aparcamiento echó el cierre “empezaron a acumularse los problemas”.

“A la falta de plazas se unió un desplome de la seguridad, de la limpieza y el alumbrado. Aún recordamos la llamada desesperada de los comerciantes y vecinoscuando se dispararon los robos en la zona, o las estampas de personas sin hogar durmiendo durante meses en las entradas del aparcamiento, cerrado a cal y canto”, continúa.

Esta es la“historia”de una obra “que no pudo gestionarse peor, que se anunció con un coste inicial de 2,5 millones de euros y que al al final nos ha costado a todos los ciudadanos el doble, algo que más que para sacar pecho es como para sonrojarse”,explica Amador.

“Hoy debemos volver a decir que más que a cortar una cinta y sonreír a la cámara, el Alcalde debería ir a San Bernardo a pedir disculpas a todos y cada uno de los comerciantes y vecinos que han padecido esta obra tan mal gestionada, motivo por el que solicitamos que se les apliquen medidas compensatorias de forma inmediata”,añade Amador.

“Hoy por fin, tras las innumerables fechas de apertura que nos venían dando y que nunca se cumplían, para mayor bochorno del equipo de gobierno, parece que San Bernardo va abrirse de una vez.Por eso es importante que se estudien tanto las fórmulas fiscales como de otra naturaleza que ayuden a quienes han sufrido este proyecto a salir recuperarse lo antes posible”,concluye.

0 Comments

Leave a Comment

¡Hola! Haz clic en uno de nuestros representantes a continuación y te contactaremos a la mayor brevedad posible...

En qué podemos ayudarte...