Las Palmas de Gran Canaria, miércoles 5 de febrero de 2020.- El concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Ángel Sabroso, ha afirmado este miércoles que la paralización de la obra del Área de Regeneración y Rehabilitación (ARRU) de Tamaraceite “es un nuevo ejemplo del caos y la gestión chapucera que vive el área de Urbanismo en nuestro municipio”.

Sabroso explicó que la marcha de la empresa encargada del ARRU se debe al impago de al menos dos facturas a la empresa adjudicataria de las 59 viviendas sociales que actualmente se construyen, “algo que no nos sorprende si tenemos en cuenta que nuestro municipio está a la cabeza entre los que más tardan en pagar a sus proveedores, como recogía un informe del Ministerio de Hacienda hace unos días.

“Hidalgo y sus socios se han quedado ya sin excusas para justificar que toda su política urbanística es un inmenso lío”, asevera el edil del PP. “Cuando no nos dicen que hay problemas entre la adjudicataria y sus subcontratas, resulta que se debe a un problema de suministros; de instalaciones o proyectos que deben rehacerse de la noche a la mañana”, indica.

“La realidad, sin embargo”, añade Sabroso, es que “la pasarela Onda Atlántica está paralizada y casi cinco años después de impulsarse su construcción nos encontramos con que no hay un solo obrero”; y que lo mismo ocurrió con Luis Morote; con Mesa y López, con la peatonalización de Guanarteme o, por motivos diferentes, con la reposición de Las Rehoyas, “que cinco años después sigue congelada y camino de los tribunales”, subraya.

“Todo lo que toca el PSOE local se convierte en un problema para la ciudad, sobre todo en lo que respecta a Urbanismo. Ni una obra de Hidalgo acaba en tiempo y forma, ocasionando un daño enorme a comercios, vecinos y hasta a las propias empresas constructoras”, afirma el viceportavoz del PP capitalino. Esta situación está motivada por “obras sin planificación alguna, sin seguimiento, improvisadas, sin medir su impacto en el tráfico o en los comercios; este es el modus operandi habitual de este gobierno local”, asevera el edil.

Por este motivo, Sabroso recomienda que “Hidalgo y Doreste se olviden del Urbanismo ya, que se alejen de él, que todo lo que tocan lo encharcan. Es manifiesta la incapacidad de ambos para dirigir una de las áreas más importantes de cualquier ciudad. La única solución posible hasta que haya próximas elecciones es que deleguen urbanismo en un cargo directivo que se aleje por completo de las políticas del PSOE y Podemos. Por el bien de la ciudad es lo mejor que Hidalgo podría hacer”, concluye.

0 Comments

Leave a Comment

¡Hola! Haz clic en uno de nuestros representantes a continuación y te contactaremos a la mayor brevedad posible...

En qué podemos ayudarte...